Últimas decisiones antes del deadline: Roberson, Larkin, Austin y Payne

Este pasado domingo fue el último día para que los jugadores NCAA no seniors decidiesen poner su nombre o no en el próximo draft de rookies, y algunos de los jugadores más importantes que faltaban por decidirse esperaron hasta el último momento.

Foto: FanNation
Andre Roberson, ala-pívot de Colorado Buffaloes, llegó incluso a cancelar una rueda de prensa el pasado viernes porque a última hora no tenía claro definitivamente su decisión. Finalmente, tras tres años defendiendo a los Buffaloes ha optado por no regresar a su año senior y probar suerte en el draft de rookies, donde podría ser elegido en segunda ronda.

Sus promedios el pasado curso fueron de 10.9 puntos, 11 rebotes y 1.3 tapones de media en 33.4 minutos de promedio por encuentro.

Sigue su mismo camino el base de segundo año Shane Larkin, una de las gratas sorpresas de esta pasada temporada. Tras sopesarlo durante mucho tiempo -y viendo sobretodo el solar que se le queda a Jim Larrañaga en Miami para la próxima temporada, tras la graduación de muchos jugadores claves este año- Larkin ha decidido también poner su nombre en el draft de rookies, liderando a los Hurricanes en puntos, asistencias, robos y porcentaje de tres puntos. Fue nombrado además ACC Player of the Year y fue MVP del ACC Tournament.

Sus promedios el pasado curso fueron de 14.5 puntos, 4.6 asistencias y 3.8 rebotes de media en 36.4 minutos de promedio por encuentro.

Retorna, sin embargo, a Baylor el novato Isaiah Austin, una de las pocas sorpresas positivas de los de Waco este año. Austin se une así un año más en el poste a Cory Jefferson, quien también anunció hace un par de semanas su intención de continuar otro año más en el proyecto deportivo de Scott Drew, que el año que viene tiene pinta también de ser interesante. Austin entró a formar parte del quinteto Freshman All-American de la temporada y del Big XII All-Rookie Team.

Foto: Mlive
Sus promedios el pasado curso fueron de 13 puntos, 8.3 rebotes y 1.7 tapones de media en 30 minutos de promedio por encuentro.

Finalmente regresará también a East Lansing el combo-forward Adreian Payne, siguiendo los pasos de sus compañeros Gary Harris y Branden Dawson, quienes también decidieron permanecer con el equipo de Tom Izzo al menos un año más. Con su regreso, los Spartans volverán a dar guerra un año más la próxima temporada tanto en la Big Ten como a nivel nacional.

Sus promedios el pasado curso fueron de 10.5 puntos, 7.6 rebotes y 1.3 tapones de media en 25.6 minutos de promedio por encuentro.

0 comentarios: