NCAA Tournament 2013: Final

Punto y final a una de las temporadas más excitantes de la NCAA de estos últimos años, culminada con el tercer título nacional en su historia para la universidad de Louisville, quienes cumplieron su promesa de luchar por la victoria final en honor a su compañero Kevin Ware y con un Rick Pitino en su mejor momento de su carrera: siendo nombrado para el Hall of Fame, convirtiéndose en el primer entrenador en la historia en conseguir el título nacional con dos universidades diferentes y con su hijo, Richard Pitino, siendo contratado por un buen programa de baloncesto a nivel nacional como la universidad de Minnesota.

LOUISVILLE 80-76 MICHIGAN

El mal partido de Trey Burke (24) ante Syracuse en la segunda semifinal de la Final Four pronto fue borrado de su memoria al salir en tromba para los Wolverines nada más empezar el encuentro, consiguiendo los siete primeros puntos para su equipo, aunque la reacción de los Cardinals no tardó en llegar de manos de Wayne Blackshear y Russ Smith, que igualaban la contienda a 7 antes del primer tiempo muerto del choque. Con la entrada de los primeros jugadores reservas Michigan volvería a dar un estirón en el marcador, y nuevamente de manos del joven Spike Albrecht (17), quien jugó un papel esencial en la primera parte del encuentro ante Syracuse, y con tres triples casi consecutivos junto con el buen trabajo de Mitch McGary y Glenn Robinson III por dentro lograban extender la máxima ventaja de lo que llevábamos del encuentro hasta los nueve puntos (26-17). Louisville buscaba constantemente a Dieng y Behanan en la zona, pero de momento ninguno de los dos logra aparecer con ventaja. Albrecht seguía con su recital anotador, con 17 puntos a falta de cuatro minutos para el descanso, con Trey Burke en el banco con problemas de faltas personales, y con doce puntos de ventaja en el luminoso (33-21) hasta que Louisville despertaría con la aparición de Luke Hancock (22). El alero reserva salvaba los muebles para los Cardinals antes del descanso con 14 puntos consecutivos, incluido cuatro triples, para dejar las cosas 38-37 para Michigan al período de descanso.

Foto: CBS

La reanudación del choque permitió ver la verdadera igualdad de ambos bloques. Trey Burke volvía a hacer daño a Peyton Siva en ataque tras muchos minutos sentado en la primera mitad, mientras que Chane Behanan (15 puntos, 12 rebotes) comenzaba a anotar algo más solventemente en la pintura tras estar desaparecido antes del descanso. La igualdad seguía siendo la nota predominante en el choque, tanto en el apartado ofensivo como defensivo, a mediados de la segunda parte, aunque el dominio del encuentro pasó a manos de un Peyton Siva (18 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias, 4 robos) que comenzó a avivar el encuentro para los suyos, respondiendo un también escondido Tim Hardaway Jr. que hacía sufrir mucho en defensa a un Russ Smith que no tenía el día. Dos canastas consecutivas en el poste bajo de Gorgui Dieng (8 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias) permitía a los Cardinals establecer su máxima diferencia en el marcador en lo que llevábamos de encuentro (65-73) en el momento clave del encuentro, a poco más de cuatro minutos para el final. Burke salió al rescate de los suyos con ocho puntos consecutivos, pero Hancock y Behanan no permitían que la diferencia bajase y cumplían también en el aro rival. Michigan volvería a recortar distancias desde la línea de tiro libre a falta de poco más de un minuto para el final (74-78), pero Louisville supo controlar los momentos decisivos y gestionar muy bien las últimas posesiones, y de manos del liderazgo clave de un criticado Peyton Siva acabaron por definir el choque final desde la línea de tiros libres hasta el definitivo 76-82.

Justos campeones los Cardinals después de sobreponerse a una gran primera mitad de los Wolverines, con un Trey Burke que no se escondió, que jamás se rindió y que dejó patente el por qué ha sido galardonado unánimemente como mejor jugador de la temporada universitaria. Por su parte, los Cardinals encontraron en el último tramo de la temporada al mejor Peyton Siva y a un Luke Hancock totalmente desatado en esta Final Four, que le han hecho merecedor del Most Outstanding Player de esta Final Four.

0 comentarios: