Top 15 Universidades 2012/13: Louisville Cardinals

#1 Louisville Cardinals

Principales altas: Montrezl Harrell (freshman) y Mangok Mathiang (freshman).

Principales bajas: Kyle Kuric, Chris Smith, Elisha Justice, Rakeem Buckles y Jared Swopshire.

Difícil elección entre Cardinals y Hoosiers en cuanto a quienes podrían ser los candidatos números uno para alzarse con el campeonato, pero dado los precedentes del conjunto de Kentucky el pasado curso -donde llegaron hasta la Final Four, derrotados por los Wildcats campeones- la continuidad de casi todo el bloque principal respecto al pasado curso, la recuperación tras sus lesiones de hombres importantes que no tuvieron la opción de tener una participación importante la temporada pasada y la seguridad que deja un entrenador como Rick Pitino para un objetivo como el campeonato me hacen decantarme más por éstos.

Peyton Siva afronta su último año universitario siendo candidato al mejor base del año. No termina de despuntar como aquél base que en su último año como jugador de instituto maravillaba a todo el país con su energía y su potencia física, pero ha sabido tirar como el líder de este equipo y dirigirlo a tres buenas temporadas. Este año no le queda otra que dar el todo por el todo si quiere que su futuro profesional pase por la NBA. La pareja interior también continua intacta por esta temporada. El pívot senegalés Gorgui Dieng ya demostró el pasado curso sus inconmesurables capacidades defensivas y de intimidación, y este año es el más firme candidato a alzarse con el Defensive Player of the Year tras la marcha de Anthony Davis. Su rol no será muy distinto al del pasado curso: intimidar, taponar, defender y rebotear como si no hubiera mañana, lo que unido con la intensidad que le pone en cada partido puede abrirle las puertas de la NBA esta misma temporada. Su compañero de fatigas en la pintura volverá a ser Chane Behanan, un jugador muy joven que en su año freshman mostró un nivel mucho más alto del que se esperaba y que tiene mimbres para convertirse en un jugador muy importante para Louisville a partir de este año.

Las ausencias de Chris Smith y Kyle Kuric le permiten a Russ Smith llevar gran parte del peso ofensivo en la zona exterior de los de Kentucky esta temporada. Sobradísimo tirador, muy trabajador y casi imparable cuando coge la racha, de lo mejorcito del país en su rol. La última posición en el quinteto titular probablemente se la quedará Wayne Blackshear, explosivo alero que estaba llamado a ser una de las piezas fundamentales en el proyecto de Pitino del pasado curso pero que una inoportuna lesión el verano pasado le hizo perderse casi toda la temporada. Como segundas espadas, Louisville recupera también respecto del año pasado a dos jugadores muy importantes: Mike Marra y Stephan Van Treese, que se lesionaron al inicio de la temporada pasada y no pudieron volver a pisar la cancha en todo el año, y que serán seguramente las primeras opciones desde el banquillo en las zonas exteriores e interiores, respectivamente. Importante también destacar la llegada para esta temporada del alero Luke Hancock, transfer procedente de la universidad de George Mason, que tras pasarse su correspondiente año en blanco llega para ayudar en labores anotadoras desde el banco.

La clase de reclutamiento no ha sido especialmente prolífica, aunque a última hora han cerrado dos incorporaciones que pueden resultar interesantes a corto-medio plazo. Por un lado, el ala-pívot Montrezl Harrell, explosivo, muy atlético y con la capacidad de jugar también por fuera, que podrá darles buenos minutos de descanso a Dieng y Behanan. El jugador se comprometió inicialmente con Virginia Tech, pero el despido de Seth Greenberg este verano hizo que el jugador volviese a abrir sus opciones para firmar por otro equipo. Además, el juego interior se verá doblemente reforzado con la llegada del también novato Mangok Mathiang, pívot australiano que se ha reclasificado para esta clase y que podrá aportar un rol muy similar al de Gorgui Dieng: intimidación, defensa y rebote. Aún así, podría tener problemas de elegibilidad debido a sus malas notas, por lo que a día de hoy no es seguro que pueda jugar esta temporada.

Bloque muy importante y muy compensado en todas sus posiciones el que presenta Rick Pitino para su asalto al título, además de una buena cantidad de jugadores que le dan profundidad de banquillo. Sólo la universidad de Syracuse parece hacerles un poco de sombra en la Big East Conference, pero está en sus manos -si no vuelven a tener problemas de lesiones a inicios de la temporada- poder aspirar a todo en la conferencia y a nivel nacional. Aunque no exista este año la diferencia de calidad entre Kentucky y North Carolina frente al resto de universidades, Louisville debe saber dar un paso al frente y tomar desde el primer día la iniciativa en pos de su objetivo final.

0 comentarios: