Top 10 ala-pívots 2012/2013

Tras acabar el repaso por los jugadores exteriores entramos con los interiores. Los posibles mejores ala-pívots de esta próxima temporada:

10. Kyle Wiltjer - Kentucky

No dispuso de muchos minutos en su temporada freshman, donde se proclamó campeón de competición, pero este año con la nueva hornada de jugadores jóvenes su presencia será mucho más importante para el equipo. Ala-pívot canadiense, versátil y con muy buenos fundamentos ofensivos. Puede amenazar ofensivamente tanto en la zona, donde ha trabajado un buen juego de pies, como desde la línea de tres puntos, donde se ha mostrado muy efectivo en los pocos minutos que ha tenido este año. Debe mejorar aún así su trabajo en el poste, mermado progresivamente por culpa de sus problemas físicos, aunque ha lanzado también de manera efectiva por medio de ganchos con su mano derecha. Defensivamente es donde más tendrá que mejorar, donde tiene que ganar consistencia y mejorar su velocidad en sus desplazamientos laterales, algo que con su gran ética de trabajo puede conseguir.

09. Elias Harris - Gonzaga

El germano no ha logrado alcanzar en estos dos últimos años el nivel con el que aterrizó en esta liga en su año freshman, asombrando a propios y extraños y convirtiéndose en uno de los freshmen más destacados de la competición, pero se ha mantenido a buen nivel durante todo su curso universitario. Atlético, consistente, trabajador y polivalente jugador que puede alternar a nivel universitario en la pintura como en la zona exterior, pese a que es en el interior donde se encuentra más cómodo. Necesita aún desarrollar mucho más sus habilidades para ser un alero firme si quiere seguir yendo a la NBA debido a su escasa altura para jugar en la zona. En el interior es un anotador impulsivo, muy agil y con un juego de piernas bastante solvente, pero eso no le va a ayudar de cara al profesionalismo si sigue siendo tan limitado en temas de anotación exterior, donde pese a que tiene una buena base no termina de afianzarla, y en el control de la pelota. Defensivamente sale al paso gracias a su buena velocidad de piernas y a sus desplazamientos laterales, pero que le cuesta defender de cara a jugadores interiores -más robustos que él- como exteriores -más ágiles que él. Muy buen reboteador, pese a su altura.

08. C.J. Fair - Syracuse

Las ausencias esta temporada de Kris Joseph, Fab Melo y Dion Waiters le dejará junto a James Southerland y Brandon Triche como la referencia en ataque del juego de los Orange. Combo-forward muy intenso, trabajador, enérgico y sacrificado por el equipo. No es un jugador con grandes requerimientos técnicos, sacando partido de su velocidad de piernas, capacidad de salto y movilidad para sacar puntos en la pintura. Buen reboteador ofensivo, sacando muchos puntos de segundas jugadas, y gran definidor cerca de canasta. Cuanto más se aleja de ella menos problemático resulta para la defensa, ya que carece de juego exterior y sus puntos proceden prácticamente siempre desde el juego interior y de un inconsistente tiro de media distancia que con el paso de las temporadas va perfeccionando. Tiene que mejorar también en el control del balón, ya que tiene problemas para jugar en la parcela exterior. Buen defensor, especialmente ante aleros, muy rápido y sólido en los emparejamientos, aunque le falta altura y kilos para defender a jugadores interiores.

07.  Chane Behanan - Louisville

Pese a su inicio dubitativo en los Cardinals, fue ganando confianza y protagonismo a medida que avanzaba la temporada, siendo clave en el Big East Tournament y en el NCAA Tournament. Atlético, rápido y explosivo ala-pívot que compensa su falta de estatura con su agresividad en el poste bajo. Buen jugador anotador en la zona, aunque sobretodo a base de potencia física más que de fundamentos técnicos, donde le falta ganar algo más de consistencia de espaldas al aro. De cara es un gran definidor, acabando constantemente con mates. Tiene que mecanizar aún su tiro en suspensión de media distancia. Buen jugador defensivo en la pintura, reteniendo bien a su par por su superioridad física, aunque no es muy dado a realizar robos o tapones por su falta de centímetros y de timing. Muy buen reboteador en ambos lados de la pista.

06.  Ryan Kelly - Duke

La ausencia de Austin Rivers y la temporada redshirt que le espera a Andre Dawkins hará que Ryan Kelly asuma más protagonismo en ataque si cabe que en temporadas pasadas. Pese a su altura y a la posición que desempeña en college, es un jugador cuya principal virtud es el tiro exterior, tanto a larga como a media distancia, lo que lo convierte en una interesante apuesta de cara a la NBA. Muy trabajador en cualquier faceta del juego, ya sea defendiendo, superando a su defensor en busca de un rebote o asumiendo galones anotadores. No es un jugador especialmente atlético, aunque estos últimos años en la universidad ha ganado bastante músculo que en su futuro profesional lo agradecerá, sobretodo para fajarse en la pintura y para defender a otros hombres altos. Pese a su altura y su inicial predisposición en la zona, no es un jugador especialmente técnico en la pintura, ni tiene un juego de pies muy solvente, viviendo prácticamente de su lanzamiento en cuestiones ofensivas.

05. Patric Young - Florida

 Gran potencial físico y una capacidad atlética envidiable donde trabajar con vistas a la NBA. Intenso y entregado, es un jugador que destaca especialmente en el lado defensivo donde se ha convertido en uno de los grandes intimidadores de la SEC este pasado curso, y que aún tiene potencial para seguir mejorando. Entre otras cosas sus aptitudes técnicas en su campo, ya que depende quizás en exceso de su fuerza física.  Sus fuertes brazos y su intimidación le permite conseguir una buena cantidad de tapones y ser un sólido reboteador en ambos lado de la pista. Este año debe añadir una marcha más si no quiere estancarse. Ofensivamente es un jugador muchomás limitado, donde su radio de acción no va más allá que en las inmediaciones del aro, bajando todo balón que encuentra. Sus recursos en el poste están también muy verdes, ganando la posición más por físico que por técnica. Se le echa muchas veces en cara su falta de agresividad en ataque que sí que se le ve en defensa así como su dificultad a la hora de poner el balón en el suelo. Ésta próxima temporada será clave para decidir a qué puede aspirar profesionalmente.

04. Tony Mitchell - North Texas

Uno de los freshmen más destacados de este curso, aunque no ha adquirido tanta relevancia como otros compañeros de promoción por jugar en una universidad pequeña. Con un físico atroz y una gran envergadura, Mitchell está llamado a ser uno de los jugadores más destacados del año tras su regreso a la competición tras no presentarse al draft. Explosivo, gran finalizador, fuerte y muy ágil para ser un jugador que habitualmente se mueve en la pintura. Sus aptitudes ofensivas no están muy arraigadas aún, sacando partida en la mayoría de veces de su portentoso físico, rompiendo por velocidad, al contragolpe o en segundas oportunidades. Lanzamiento en suspensión todavía por mejorar. Muy poderoso al rebote, uno de los mejores de la competición, intimidador en defensa y un prodigio en el tapón.

03.  James McAdoo - North Carolina

La gran esperanza de los Tar Heels para esta nueva temporada, una temporada de transición en el que a lo poco que McAdoo se haga con el control del equipo comenzará a destacar como uno de los mejores jugadores de su promoción. Primo tercero de la ex-estrella de la NBA de los 80 Bob McAdoo, es un jugador muy móvil, ágil, versátil y un grandísimo finalizador cerca de canasta. Con un potencial enorme, puede jugar tanto en la pintura como a media distancia, levantándose en suspensión o probando de espaldas a canasta, donde su gran juego de pies y su interesante gancho le hacen ser un jugador muy difícil de detener. Buen pasador y reboteador en ambos aros. Defensivamente puede llegar incluso a defender en el perímetro gracias a su movilidad y agilidad de piernas. En la pintura sufre ante jugadores más altos y corpulentos que él en los uno contra uno. Le falta también más garra para ir al tapón, ya que ha promediado más robos que tapones en su primer año.

02. Mike Moser - UNLV

Lo dejó escapar Ben Howland para los UCLA Bruins por su falta de minutos, y tras un año en blanco por temas de elegibilidad al pedir el transfer explotó definitivamente el pasado curso en los Rebels, convirtiéndose en uno de los mejores jugadores interiores de la competición. Jugador muy físico y muy versátil, donde sin duda se ha confirmado como uno de los grandes reboteadores del campeonato. Se le han visto buenas nociones para poder amoldarse a la posición de alero para su salto NBA, lanzando mucho desde los tres puntos y con buen y rápido manejo de balón, aunque aún está muy verde y tiene dos años para mejorar. Su falta de estatura lo compensa en el juego interior con su intensidad y hambre de balón, su atlético cuerpo y su agilidad de piernas. Gran finalizador cerca de canasta y muy peligroso al contragolpe. Defensivamente puede llegar a ser un buen defensor exterior si sigue trabajando, pero en la pintura le faltan muchos kilos y algunos centímetros para hacer frente al robusto físico de sus rivales. A nivel reboteador es imparable, de lo mejor del país tanto a nivel ofensivo como defensivo.

Foto: Creighton Bluejays

01. Doug McDermott - Creighton

Una de las gratas sensaciones que nos dejó la pasada campaña, siendo incluso nominado a Player of the Year de la temporada. Salto cualitativo sin precedentes del joven McDermott en su segundo año universitario en los Bluejays, completando una de las mejores temporadas de un jugador a nivel individual en la historia de la universidad. Es un jugador de clara vocación ofensiva, muy intenso, trabajador y tenaz, aportando siempre a ambos lados de la cancha aunque sus facultades no sean las apropiadas en muchas situaciones. Ha mejorado sustancialmente en su juego exterior, pudiendo alternar su juego en la pintura como en la línea de tres puntos. Le cuesta mucho poner el balón en el suelo pese a su movilidad “in-out”, aunque es muy efectivo al contraataque. Si rehúsa el contacto es uno de los jugadores más peligrosos que se pueden encontrar a día de hoy en la NCAA, ya que en suspensiones y lanzamientos a canasta se ha mostrado como uno de los más efectivos de toda la temporada. Buen reboteador pese a ser un jugador muy limitado por su envergadura. Defensivamente no responde tampoco a las expectativas para un jugador con sus números y su talento, ya que es demasiado blando para defender en el poste y demasiado lento para defender en el perímetro.

0 comentarios: