Confirmada oficialmente la sanción para UConn

Hace un par de días la NCAA ratificó la sanción interpuesta en primera instancia para la universidad de Connecticut que le impidiría participar esta próxima temporada en cualquier torneo perteneciente a la post-temporada de la competición (NCAA Tournament, NIT, etc) como consecuencia de la mala calificación de sus atletas, según se ha reflejado en el anual Academic Progress Report.

Los importantes cambios a nivel académico interpuestos por la NCAA el pasado verano comienzan a pasar factura a muchos estudiantes universitarios, algo que a la largo ha afectado también a su condición como deportista. Así, la universidad de Connecticut no ha sido la única universidad perjudicada por el endurecimiento del reglamento, ya que otras 9 universidades se han visto afectadas del mismo modo y también dicen adiós de antemano a sus posibilidades el próximo curso a disputar pretemporada. A saber: CS Bakersfield, Jacksonville State, Towson, Texas A&M-Corpus Christi, Mississippi Valley State, Toledo, UNC-Wilmington, Arkansas-Pine Bluff y California-Riverside.

El equipo de Jim Calhoun es claramente el equipo más perjudicado, y la decisión de los comisionados universitarios ha dado de lleno también en la plantilla del próximo curso, viendo como dos de sus mejores jugadores, Andre Drummond y Jeremy Lamb, buscan su futuro en la NBA, Alex Oriakhi se marchó a la universidad de Missouri, Roscoe Smith se marchó a la universidad de UNLV y Michael Bradley hizo lo propio hace la universidad de Western Kentucky.

Con tantas bajas inesperadas para el próximo curso, se espera que el equipo dé mucho más protagonismo a jugadores que hasta el momento no han tenido tantas oportunidades en años anteriores y a los nuevos reclutas, estando el mismo comandado este año por los bases Shabazz Napier y Ryan Boatright, salvo que éstos acaben también abandonando el barco de los de Storrs.

0 comentarios: