UConn castigada sin Madness y Big East Tournament para 2013

Golpe muy duro para las aspiraciones a corto plazo de la universidad de Connecticut, quienes finalmente serán sancionados por la NCAA sin disputar ningún tipo de competición de post-temporada debido a las malas calificaciones de sus estudiantes-atletas en estos últimos años.

El Comité de Rendimiento Académico de la NCAA ha denegado finalmente esta tarde el recurso interpuesto por la universidad hace algunos meses, por lo que se ceñirá a los estándares fijados por éstos y dejará finalmente al equipo de Jim Calhoun a cuadros para la próxima temporada, lo que puede conllevar a la desmantelación de gran parte del equipo para el próximo año, cuyos jugadores podrían pedir el transfer de universidad -como ha hecho el pívot Alex Oriakhi- o presentarse prematuramente al draft, lo que puede que suceda con jugadores como Jeremy Lamb, Andre Drummond, Shabazz Napier o Ryan Boatright.

Esta sanción se explica debido a que los alumnos de la universidad que también participen en algunas de las competiciones deportivas de la NCAA deben de obtener una calificación promedio de 930 en dos años consecutivos, según los estándares fijados por el propio Comité, o bien de una calificación promedio de 900 en cuatro años consecutivos. Sin embargo, el programa de baloncesto de los Huskies logró en el pasado curso 2009/10 una calificación promedio de 826, incrementándose a 975 el año pasado y, aunque se prevé que este año puedan ser incluso superiores, no les sirve para alcanzar el estandar fijado por el Comité hace unos años, lo que conlleva la sanción anteriormente mencionada.

Así, el hecho de que los Huskies no puedan disputar el Big East Tournament ni el March Madness de 2013 -o el torneo equivalente en caso de no acceder a éste- puede provocar la espantada de buena parte de su plantel en los próximos días, especialmente las de Jeremy Lamb y Andre Drummond de cara al próximo draft. Habrá que estar atento.

0 comentarios: