Profile: Kendall Marshall


Kendall Marshall
.
Base.
6’4”.

North Carolina Tar Heels.

Sophomore.
8,1 puntos – 9,8 asistencias – 1,2 robos
.




Pese a que es un draft donde reinan los jugadores altos, jugadores como Marshall se han ganado a pulso un lugar en la lotería de este año. Reciente ganador del Bob Cousy Award al mejor base del año y director de orquesta estos dos últimos años de uno de los grandes programas históricos de baloncesto, deberá de dar lo mejor de sí para triunfar también a nivel profesional.

Se dio a conocer casi por casualidad durante el final de su año freshman con motivo del transfer del entonces base titular Larry Drew a UCLA, causando un fuerte impacto positivo sobre el equipo. Prototipo de base de juego en equipo, encargado siempre de controlar el balón, el tempo del encuentro y de los que siempre miran a sus compañeros antes que mirar la canasta. Su habilidad para el pase es excelente, probablemente la mejor de todo el país, y su visión de juego la ha ido mejorando este año hasta convertirse en uno de los grandes bases de la competición. Muy peligroso en transición, aunque en estático produce también mucho juego a base de pick and rolls, penetraciones a canasta o doblando el balón hacia sus compañeros situados en la bombilla exterior. Su promedio de pérdidas de balón es relativamente bajo para un jugador que amasa tantos minutos el balón durante un partido.

A pesar de sus hábiles dotes como pasador y manejador de los partidos, es un jugador cuyas habilidades ofensivas son casi inexistentes. Es un buen penetrador a canasta y no dispone de un mal lanzamiento de a media distancia, aunque no es un jugador que necesite mucha cantidad de puntos para sentirse importante en el equipo. No obstante, necesita desarrollar al menos un buen lanzamiento exterior para luchar ante los mejores bases del país.

Físicamente no es un jugador tampoco importante, frente a otras bestias atléticas de su misma promoción. No es un jugador explosivo en el uno contra uno ni con un primer paso desbordante, y pese a su buen manejo de bola la velocidad tampoco es uno de sus fuertes. Sus dotes defensivas están también por definir, y debe también de centrarse este verano en mejorarlas de cara a su salto al profesionalismo, aunque sí que ha dado muestras de poder ser un buen defensor a medida que ha ido cogiendo confianza y experiencia.

0 comentarios: