Profile: Anthony Davis



Anthony Davis.

Ala-pívot/Pívot.
6’10”.

Kentucky Wildcats.
Freshman.
14,2 puntos – 10,4 rebotes – 4,7 tapones.



Dominador y protagonista absoluto de esta temporada NCAA que recién termina, siendo probablemente uno de los jugadores con mejor constitución física para jugar en la NBA en mucho tiempo. Corre muy bien la pista pese a su altura, sus movimientos son muy suaves y con una agilidad impropia de un jugador de su tallaje. El jugador de Chicago hasta su tercer año de instituto medía apenas 1.85 de estatura, jugando de escolta en su equipo, y un fuerte estirón le permitió semejante crecimiento, permitiéndole mantener las dotes y facultades propias de un jugador exterior que ya disponía de antemano.

Lo que más llama la atención sin duda de Davis es su poderío defensivo. Su gran estatura, sus brazos interminables, su potencia de salto -tanto en carrera como en estático- y su buen control del tiempo en los mismos le han permitido ser un terrorífico taponador, el mejor de toda la nación en cuanto a número. Gran reboteador, aunque hay ocasiones en las que se le ve algo falto de corpulencia a la hora de ganar la posición bajo los aros. Indistintamente, es un seguro de vida bajo los aros, siendo el mayor intimidador de toda la competición este año, aunque deberá de ganar más kilos y músculo para esta próxima temporada en la NBA.

En labores ofensivas Davis no es tan dominador como en la contención, aunque su fiereza y agresividad en defensa también la muestra en ataque. Casi tres cuartas partes de sus canastas las consigue muy cerca del aro, especialmente mediante pick & roll o finalizando con mate. Sin embargo, es un jugador que sale muchas veces a la zona exterior a recibir para sacar a su defensor fuera de la zona e intentar romperle por velocidad, atacándole frontalmente aprovechando su explosividad y rapidez de piernas. En estático debe aún trabajar su juego de espaldas a canasta y su lanzamiento en suspensión para así lograr una mayor fluidez de recursos ofensivos en su camino en la NBA.

Se da por hecho que Anthony Davis capitaneará el próximo draft desde la parte más alta gracias a sus grandes dotes físicas, pero es un jugador donde su principal margen de mejora este verano debe residir precisamente en éste aspecto, dado que para marcar diferencias en la NBA necesita ser mucho más rocoso físicamente, ya que es un jugador muy delgado para jugar de cinco.

0 comentarios: