March Madness 2012 - Segunda Ronda (II)

Primera gran jornada de sorpresas en el March Madness, donde hemos podido disfrutar esta madrugada de la gran esencia de este torneo viendo como pequeños y desconocidos programas de baloncesto acaban con una temporada entera de trabajo de los mejores programas de Estados Unidos.

EAST REGION

Texas 59-65 Cincinnati
St. Bonaventure 63-66 Florida State

Los Longhorns de la universidad de Texas pagaron un horrendo inicio de partido, con un parcial de 8-22 y una selección de tiros deleznable, y cayeron eliminados a las primeras de cambio al verse superados por los subcampeones de la Big East, Cincinati Bearcats, una conferencia que ve como resurge en este torneo después de que varios de sus integrantes cayesen eliminados en la jornada de anteayer. Los de Rick Barnes lograron tras el descanso remontar una renta desfavorable de 19 puntos gracias a su acierto desde la línea de tres puntos, llegando a igualar el encuentro a 52 a falta de cuatro minutos para el final del choque con una canasta de Jonathan Holmes. Sin embargo, la aparición de Yancy Gates (15 puntos, 10 rebotes, 3 tapones) en estos minutos finales del encuentro permitió a los Bearcats definitivamente y sacar adelante el partido. El escolta J’Covan Brown fue el máximo anotador del encuentro con sus 19 puntos, 6 asistencias y 5 rebotes.

Otros que también tuvieron que sufrir más de la cuenta, y que a punto estuvieron de ser otra de las grandes sorpresas de la jornada, fueron los Seminoles de Florida State, actuales campeones de la ACC, que tuvieron que vérseles con unos Bonnies de St. Bonaventure que pusieron toda la carne en el asador desde el primer minuto, pero que les faltó chispa en los últimos minutos para cerrar el encuentro a su favor después de haber estado por delante del marcador durante prácticamente todo el partido. Un parcial de 10-0 de los Seminoles en los últimos minutos tumbó las esperanzas Bonnies, aunque su acierto en el triple en los últimos segundos le dio opciones incluso de llevarse el encuentro. Buen duelo en la zona entre Bernard James (19 puntos, 9 rebotes, 3 tapones) y Andrew Nicholson (20 puntos, 7 rebotes, 2 tapones).

SOUTH REGION

Lehigh 75-70 Duke
Xavier 67-63 Notre Dame

Una de las regiones donde se ha producido una de las mayores sorpresas de la jornada, y también de los últimos años, con la eliminación de Duke Blue Devils -seed #2- ante la desconocida universidad de Lehigh. Los Devils sacaron su peor versión después de realizar una temporada por encima de lo esperado, ya que con las marchas de este pasado verano, y pese a la adquisición de Austin Rivers, no se esperaba que disputasen la ACC con North Carolina ni que tuviesen un seed #2 en este NCAA Tournament. No hace mucho además que los Devils son eliminados a las primeras de cambio por un equipo muy inferior, ya que sólo hay que remontarse a 2007 para ver como eran también eliminados por Virginia Commonwealth, un seed #11. El protagonista del encuentro fue el escolta C.J. McCollum, autor de 30 puntos y 6 asistencias y el principal causante de la eliminación de los de Durham. En nada quedaron los 19 puntos de Mason Plumlee y Austin Rivers.

También sorpresa en el otro encuentro de primera ronda de esta región sur, donde los Xavier Musketeers lograron derrotar a los Fighting Irish de la universidad de Notre Dame, donde pese a su gran temporada en la Big East ven como su sueño se trunca a las primeras de cambio. Los aficionados pudieron disfrutar de nuevo del mejor Tu Holloway, catapultando el encuentro a favor de su equipo con sus 25 puntos después de tener un temporada muy por debajo de lo esperado, dando la vuelta en el marcador a falta de veinte segundos para el final con una canasta esencial. Dezmine Wells (14 puntos, 11 rebotes) sentenciaría desde la línea de tiros libres. El ala-pívot Jack Cooley fue el mejor de los de Tim Brey, consiguiendo 18 puntos con 7 rebotes.

WEST REGION

Virginia 45-71 Florida
Norfolk State 86-84 Missouri
St. Louis 61-54 Memphis
Long Island 67-89 Michigan State

Más sorpresas nos deparaba la jornada de NCAA Tournament. Más increíble incluso que la caída de Duke fue la derrota de la universidad de Missouri, uno de los conjuntos que mejor baloncesto estaba realizando este año y que acabó brillantemente la temporada, tras caer eliminado ante la también desconocida universidad de Norfolk State, que tuvieron prácticamente el mejor encuentro de la temporada precisamente ante Mizzou, logrando el mayor éxito de la historia de su universidad, ya que recordemos que los Spartans es la primera vez que acceden en su historia a este NCAA Tournament. El pívot Kyle O’Quinn se convirtió en el gran protagonista de la noche, no solo con sus 26 puntos y 14 rebotes, sino porque fue el encargado de darle la puntilla a los Tigers en los últimos segundos de encuentro, estallando todo el conjunto en júbilo al cerrar el partido. Sólo Phil Pressey y Michael Dixon respondieron a las expectativas de los Tigers, que cierran su ciclo de la peor forma posible, ya que gran parte de la plantilla acaba ciclo universitario, y será complicado ver a una generación de jugadores de este calibre en Missouri.

Sorprendente también la caída de Memphis a manos de St. Louis unas horas más tarde, aunque algo más infundada debido a la irregularidad mostrada por los de Josh Pastner a lo largo de toda la temporada, pese a que al final se volvieron a alzar con el torneo de la C-USA. Will Barton (16 puntos) estuvo inédito durante toda la segunda mitad para los Tigers, que vieron como unos Billikens mucho mejor posicionados en la pista le ganaban terreno a base de juego en equipo y no de talento individual, liderados por un Kwamain Mitchell muy inspirado desde la línea de tres puntos (22 puntos). Veremos en qué queda Memphis tras esta pronta caída, pero parece muy improbable que jugadores como el propio Barton, Joe Jackson o Adonis Thomas regresen a Tennessee la próxima temporada.

Más tranquilas fueron las victorias de dos de los favoritos en esta región, Michigan State y Florida. Los Spartans pusieron una marcha más al encuentro en la segunda mitad y terminó liquidando a unos Blackbirds de Long Island que dieron guerra antes del descanso, pero que cedieron terreno ante un colosal Draymond Green que sumó el primer triple-doble del torneo con 24 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias. A los Gators, por su parte, le bastó la calidad individual de sus chicos para deshacerse de unos Virginia Cavaliers que presuntamente iban a dar bastante más guerra y acabando siendo prácticamente vapuleados. El novato Bradley Beal con 14 puntos y 11 rebotes fue el mejor del encuentro.

MIDWEST REGION

North Carolina State 79-65 San Diego State
Alabama 57-58 Creighton
Belmont 59-74 Georgetown
Vermont 58-77 North Carolina
Ohio 65-60 Michigan
Purdue 72-69 St. Mary’s
South Florida 58-44 Temple
Detroit 50-65 Kansas

Sorpresas también en el inicio de la región medio-oeste, de la cual aún no se había disputado ningún encuentro, donde pudimos ver también la sorprendente caída de Michigan Wolverines a manos de los Ohio Bobcats. Ya sabíamos de antemano que los de John Beilein podrían ser capaces de la mejor y de lo peor esta temporada, encontrándonos con la peor cara de los Wolverines ante unos Bobcats de un D.J. Cooper (21 puntos, 5 asistencias) que ya apuntábamos que podría ser uno de los jugadore a tener en cuenta de este torneo. Los Wolverines estuvieron los cuatro últimos minutos sin anotar un solo punto, errando sus seis lanzamientos intentados durante ese período, algo que los de Ohio no desaprovecharon.

No fallaron, sin embargo, ninguno de los cabezas de serie. North Carolina se encontró con un partido relativamente plácido ante la universidad de Vermont, que venía de jugar la First Four, y al que le bastó el buen hacer de Tyler Zeller (17 puntos, 15 rebotes, 4 tapones) y el talento de James McAdoo -que jugó por el lesionado John Henson- con otros 17 puntos para avanzar de ronda. Kansas no lo tuvo tan plácido, pero al final acabó imponiéndose a Detroit tras una gran primera mitad. Thomas Robinson volvió al mejor nivel para decidir bajo aros con sus 16 puntos y 13 rebotes, mientras que el base Elijah Johnson fue la principal referencia anotadora desde el perímetro con sus 15 puntos, secando también en defensa a un Ray McCallum desaparecido. Georgetown por su parte logró sacar adelante su encuentro ante la siempre complicada Belmont, pese a que era uno de los candidatos potenciales a ser derrotados en esta primera ronda. Un gran balance defensivo durante todo el encuentro y el buen hacer en ataque de Jason Clark (21 puntos, 4 rebotes) y el novato Otto Porter (16 puntos, 8 rebotes) fueron las claves de la victoria Hoya.

No corrieron la misma suerte equipos como St. Mary’s, Temple o San Diego State, favoritos en sus eliminatorias que acabaron mordiendo el polvo. Los campeones de la WCC se vieron sorprendidos por el buen hacer de unos Purdue Boilermakers que recordaron a los de hace unos años con un Terone Johnson a pleno rendimiento (21 puntos, 5 asistencias) y un Lewis Jackson (18 puntos) que acabó ganándole la partida al aussie Matthew Dellavedova. En vano fueron los 23 puntos y 14 rebotes de Rob Jones. Temple registró la peor anotación de esta segunda fase del Tournament con sus 44 puntos con su derrota ante South Florida, y eso que los Bulls cerraron la primera mitad con tan solo 15 puntos en el luminoso. Un parcial de 43-25 liderados por Victor Rudd y Anthony Collins sentenciaron definitivamente a unos Owls decepcionantes. Igual de decepcionantes los Aztecs de San Diego State, que cedieron la victoria ante los Wolfpack de North Carolina State, echando por tierra su buena temporada en la MWC. Jamaal Franklin con 23 puntos y Lorenzo Brown rozando el triple-doble (17 puntos, 9 rebotes, 8 asistencias) fueron los mejores de cada bando.

En el otro encuentro de esta región, la universidad de Creighton logró un parcial de 11-0 a falta de poco más de dos minutos para el final que prácticamente resolvía su clasificación hacia la siguiente ronda. Sin embargo, los Crimson Tide de Alabama tiraron de casta en esos dos últimos segundos y lograron neutralizar los siete puntos con los que se habían ido los Blue Jays durante ese corto espacio, poniendo el 57-58 que sería definitivo a falta de 19 segundos con una canasta de Andrew Steele. El fallo de dos tiros libres de Josh Jones a nueve segundos para el final le daba la bola de la victoria a los Crimson Tide en una última posesión, pero el triple de Trevor Releford acabó siendo taponado por el propio Josh Jones, enmendando así sus errores anteriores desde la línea de tiros libres.

0 comentarios: