March Madness 2012 - Elite Eight (I)

Llegamos a la parte crucial del cuadro del NCAA Tournament, las finales regionales donde se deciden los cuatro candidatos finales que pugnarán en New Orleans por un puesto en la gran final para alzarse con el campeonato nacional.

LOUISVILLE 72-68 FLORIDA

Gran duelo en los banquillos por un puesto en la Final Four, enfrentándose Billy Donovan ante Rick Pitino, alumno contra maestro, donde en un encuentro donde sucedió de todo el maestro Pitino logró imponer su ley para hacer regresar a los Cardinals a una Final Four desde 2005.
Mucho mérito tiene la temporada de Louisville, que se ha visto desde el primer día muy tocada por las lesiones de jugadores importantes en su equipo, y que pese a ello, Pitino ha sabido sacar el máximo jugo al resto de su plantilla para tapar esos importantes agujeros, llegando hasta una Final Four donde nadie les esperaba.

Los Gators realizaron un encuentro más que bueno, con una primera parte donde dominaron claramente en ambas facetas del juego y con Bradley Beal (14 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) y Patric Young (11 puntos, 6 rebotes) formando un dúo letal en ataque que desbordaba la defensa de los Cardinals. Sin embargo, a medida que se iba acabando el encuentro los Gators se encontraban cada vez más nerviosos y no fueron capaces de mantener su ventaja en el marcador hasta el final del mismo. Louisville aprovechó ese nerviosismo de los de Florida para meterse nuevamente en el encuentro. Con Kyle Kuric desbordado y Peyton Siva con problemas de faltas, apareció la figura de un letal Russ Smith (19 puntos, 6 rebotes) y un colosal Chane Behanan (17 puntos, 7 rebotes) que prácticamente decidieron el encuentro para los Cardinals en los últimos minutos. Los Gators no anotaron en los últimos dos minutos y medio de partido, con Boynton, Beal y Walker intentando anotar de todas las maneras habidas y por haber, sin resultado.

Los Cardinals esperan en la Final Four un suculento duelo ante sus vecinos de Kentucky que les haga morder el polvo a los de Calipari. Los Gators intentarán mantener el bloque para el año que viene, con la única baja importante segura del base Earving Walker, que finaliza ciclo, aunque va a ser difícil que Bradley Beal continue un año más en el equipo y decida presentarse al draft.

OHIO STATE 77-70 SYRACUSE

No hubo sorpresas en la región este del cuadro del NCAA Tournament, y los cabezas de serie números uno y dos se clasificaron finalmente a la final regional, dejándonos también un monumental encuentro esta pasada madrugada entre dos grandes programas baloncestístico y dos auténticos colosos en los banquillos.

Los de Thad Matta pronto se encontraron con problemas con dos faltas muy tempranas de Jared Sullinger (19 puntos, 7 rebotes) que prácticamente le condicionaban para lo que restaba de primera mitad, apareciendo Will Buford y Deshaun Thomas bajo la batuta de un gran Aaron Craft para intentar que los Oranges no se marchasen en el marcador durante esta mitad, acabando sin embargo igualados al descanso gracias al buen entramado defensivo planteado también por Thad Matta y a la nulidad en el tiro de gente importante como Dion Waiters o Kris Joseph.

Ya con Sullinger a pleno rendimiento, los Buckeyes comenzaron la segunda parte de manera arrolladora y comenzaron a mandar en el luminoso, llegando a tener hasta una decena de puntos de ventaja, pero los de Columbus no cederían nunca más el liderato del encuentro hasta su fin. Con Kris Joseph prácticamente ausente y Dion Waiters más fallón de lo habitual, los de Boeheim aguantaron las distancias con los puntos de Scoop Jardine y Brandon Triche, así como el trabajo bajo aros de Baye Keita. Pese a la insistencia de los neoyorkinos en los últimos minutos, los Buckeyes decidieron finalmente desde el habitual carrusel de tiros libres para colarse nuevamente en una Final Four.

0 comentarios: