Profile: Kyrie Irving

Candidato número uno a estar en lo más alto del próximo draft, el ya ex-base de Duke se presenta a este próximo draft de rookies como la gran esperanza de los Cleveland Cavaliers por remontar el vuelo, parcheando definitivamente el hueco dejado por LeBron James este pasado verano.

Kyrie Irving.
Base.
6’3”.
Duke Blue Devils.
Freshman.
17,5 puntos – 3,4 rebotes – 4,3 asistencias.


La temporada de Irving en los Blue Devils ha estado llena de altibajos. La marcha de Jon Scheyer por finalización de ciclo universitario le daba a los de Mike Krzyzewski al fin un base puro después de haber estado acoplando a dicha posición al propio Scheyer y a Nolan Smith estas últimas 3-4 temporadas, más aún uno de los bases más talentosos de High School el pasado año, y el joven jugador comenzó a demostrar el por qué de su fama.

Irving demostró durante las primeras semanas de temporada su habilidad con el balón, catalizando y controlando en cada momento el tiempo en ataque de su equipo, doblando a la perfección los balones a sus compañeros y facilitando lo máximo posible las opciones de éstos de cara al aro. Esa gran visión de juego, su agilidad y esa asombrosa facilidad para distribuir el balón le serán claves de cara a su futuro NBA. Es un jugador capaz de generarse también sus propios tiros si se juega la bola, y a pesar de poder ser en un futuro un buen lanzador desde la línea de tres puntos aún le falta ser algo más regular y ganar más confianza en su tiro, teniendo que ser una de los puntos en los que Irving debe de trabajar este verano. Gran lanzador desde la línea de personal. Sus buenas condiciones atléticas y su buena ética de trabajo le permiten ser un jugador duro y veloz en defensa, tanto de pies como de manos, aunque su escasa formación a nivel universitario puede pasarle factura en este aspecto al dar el salto a la NBA, por lo que muchos analistas universitarios consideraban que pudiese quedarse al menos un año más en Durham.

Sin embargo, su peor momento llegó a principios del pasado mes de diciembre, donde una lesión en uno de los dedos de su pie ante Michigan State que posteriormente se agravó en el partido siguiente ante Butler Bulldogs le hizo perderse más de tres meses de competición, apareciendo nuevamente en el pasado March Madness cuando todo el mundo daba por hecho que se perdería lo que restaba de temporada.

A pesar de que este draft no es de los mejores en cuanto a talento individual, no cabe duda de que Irving acabará haciendo una gran carrera en la NBA, aunque antes deberá de mejorar su forma física (estos días salió una noticia de que estaba con algo de peso de más en los work-outs) para llegar en las mejores condiciones posibles al inicio de temporada.

0 comentarios: