Profile: Kawhi Leonard

Una de las universidades que más han sorprendido durante toda la temporada pasada han sido los Aztecs de San Diego State, un conjunto que a lo largo de estas últimas temporadas no ha hecho mucho ruido dentro de la Mountain West Conference pero que este año ha pugnado de tú a tú con los Cougars de BYU de Jimmer Fredette, que han dominado en gran parte al conferencia estas últimas temporadas, estando entre los diez conjuntos más destacados a nivel colegial este pasado año y derrotando a los Cougars en el propio torneo de conferencia.


Kawhi Leonard.
Alero.
6’7”.

San Diego State Aztecs.
Sophomore.
15.5 puntos – 10.6 rebotes – 2.5 asistencias.





Buena parte de la mejora de los Aztecs este año ha venido por el paso adelante dado en su segundo año como universitario del californiano Kawhi Leonard, jugador cuya posición en la NBA se amoldará a la de alero puro pese a que en los Aztecs ha jugado en numerosas ocasiones como falso cuatro, en parte debido a su gran envergadura de brazos.

Muy intenso y enérgico sobre la pista, lucha y pelea cada balón y cada rebote indistintamente de la situación, contagiando esa intensidad en la pista al resto de sus compañeros. Muchas veces se interna en la pintura de espaldas a su defensor buscando sobrepasarle por alto o a costa de su velocidad, forzando el contacto la mayoría de las veces.

No es un jugador llamado a resolver partidos dado que su punto fuerte no es el liderazgo ofensivo, pero muchas veces sí que funciona como desatascador en momentos difíciles del partido. Interesante es su mejora en el tiro exterior respecto a su año freshman, lo que sin duda agradecerá de cara a su pronto futuro NBA.

Sus condiciones defensivas y su aptitud para el rebote son su santo y seña de cara al profesionalismo, pese a que muchas veces se le achacan problemas de disciplina en defensa. Su envergadura y sus fuertes brazos le hacen ser un muy incómodo contrincante, desenvolviéndose ágilmente en el seguimiento del balón. Su capacidad para el rebote es de las más desarrolladas en la NCAA estas dos últimas temporadas; aún así, habrá que esperar para ver si un especialista en el rebote de su altura (6’7’’) es capaz de hacerse un hueco en la NBA.

Su elección en el draft vendrá un poco condicionada, ya que los equipos que vayan buscando un jugador que a largo plazo se convierta en el líder de su plantel no harán de Leonard una buena elección, ya que sus mayores virtudes residen en aportar intangibles y trabajo sucio al juego de su equipo.

0 comentarios: