Profile: Jimmer Fredette

Tras eclosionar definitivamente la pasada temporada, Jimmer Fredette se ha ganado el respeto de todo el baloncesto universitario tras una temporada de escándalo, liderando la NCAA en anotacióny ganándose con justicia la mayor parte de los galardones individuales que se otorgan anualmente, entre los que se destacada el National Player of the Year, el Wooden y Naismith Awards o el Oscar Robertson Trophy.

Jimmer Fredette.
Base.
6’2”.

BYU Cougars.
Senior.
28.9 puntos – 3.4 rebotes – 4.3 asistencias.





A nivel colectivo las cosas no le han ido tan bien a Fredette, ya que a pesar de hacer dos grandiosas temporadas a nivel individual no ha conseguido llevar a los Cougars a otro nivel, ya que no ha logrado ningún título de conferencia de la MWC y lo más lejos que han llegado en el NCAA Tournament es al Sweet Sixteen esta pasada temporada.

Su gran peligro reside a nivel ofensivo, ya que pese a ser un base dispone de una capacidad para armar el brazo fuera de lo común, confirmándose estas dos últimas campañas como un gran triplista. Pese a que no es un jugador excesivamente ágil, tiene un primer paso bastante refinado, y si no es capaz de buscar un tiro cómodo por fuera no duda en penetrar a canasta o buscarse sus propios lanzamientos desde media distancia si no logra opción para el pase.

Por el estilo de juego de Fredette, es más un escolta dentro del cuerpo de un base que un base propiamente dicho (de hecho llegó a la universidad jugando de escolta). Pese a ello, ha ido mejorando temporada tras temporada sus condiciones a la hora de dirigir y desempeñar labores de creación, ya que al fin y al cabo es la posición a la que se va a adecuar también en la NBA.

Trabajador muy duro y de mentalidad ganadora, ya ha demostrado esta misma temporada que no le tiembla tampoco la mano si se tiene que jugar él el último lanzamiento.

Las principales dudas de Fredette vienen en el aspecto defensivo. Su aptitud a la hora de defender no es del todo mala, pero la carencia de capacidad atlética y de un físico trabajado en el gimnasio le juega muchas malas pasadas, y no sólo a nivel defensivo. Durante su época universitaria ha tenido siempre problemas a la hora de defender a bases mucho más rápidos y atléticos, y en la NBA los problemas se le pueden duplicar.

Pese a ello, es un jugador que no tendrá problemas en hacerse un hueco en alguna franquicia NBA, ya que sin duda dispondrá de algún entrenador capaz de sacar todo su talento ofensivo a la luz.

0 comentarios: